La clínica

Hemos querido crear un centro de fisioterapia y pilates en Mérida diferente, alejado de los centros sanitarios tradicionales en los que predomina el blanco y la frialdad, por eso se ha optado por una decoración que cree un ambiente acogedor, que invite a la relajación, porque entendemos que es difícil exponer los problemas de salud, queremos que nuestros usuarios se sientan como en casa.

La clínica tiene dos salas para tratamientos individuales y personalizados, una sala de tratamientos grupales y un baño. Todas las instalaciones están adaptadas a personas con movilidad reducida. También cuenta con una sala de espera donde podrá tomar una infusión y/o leer alguna de las revistas que ponemos a su disposición

Nuestra filosofía de trabajo es un trato personalizado, directo e individual para cada paciente con sesiones de aproximadamente 45 minutos dónde la terapia manual es la principal herramienta de tratamiento y escuchar al paciente el complemento que le acompaña porque, la experiencia nos ha demostrado que el trato personal y humano es la mejor forma de obtener buenos resultados. Además de la amplia formación de postgrado en novedosas técnicas de fisioterapia y la vocación de nuestros profesionales.

Los tratamientos grupales se imparten siguiendo la misma filosofía, en grupos reducidos, para poder prestar atención individualizada, adaptando los ejercicios a las posibilidades de cada uno e insistiendo en la corrección postural.

Todo ello acompañado de una música relajante y una luz tenue acorde al fin que perseguimos en el centro, hacer un paréntesis y olvidar el estrés que nos persigue día a día.